La traducción gastronómica
17 abril, 2019
Show all

¿Y esto cuánto vale?

Todos hemos ido alguna vez a una tienda en la que nos ha gustado algo que no tenía el precio especificado y hemos hecho la inevitable pregunta de «¿Y esto cuánto vale?», a la que el amable vendedor o vendedora nos ha respondido y nos lo ha aclarado. Y a continuación, hemos decidido si llevárnoslo o no.

Pues algo parecido ocurre con la traducción. Sin embargo, un traductor no vende un producto material, como el libro o la chaqueta que podríamos ir a comprar a cualquier tienda física. Un traductor vende un servicio, por lo que resulta más complicado «ponerle un precio», ya que se trata de algo abstracto, no material y, por tanto, lo que hay que valorar es el esfuerzo, el tiempo y la dedicación que se necesitan para poder prestar ese servicio de manera correcta.

Esta es una cuestión muy importante, sobre todo al empezar a adentrarse en el mundo profesional de los traductores, para que nuestro trabajo no se vea desprestigiado y para evitar posibles abusos. Por eso, la entrada de hoy trata sobre las tarifas estándares en traducción. También analizamos lo que se cobra en España, en comparación con otros países.

He terminado mis estudios de traducción hace poco y no tengo experiencia. ¿Cuánto debería cobrar?

Es inevitable tener este tipo de dudas al acabar la carrera o cualquier otro tipo de formación académica que, se supone, nos prepara para enfrentarnos al mundo laboral. Sin embargo, todos sentimos que al salir no estamos preparados para recibir encargos reales y tenemos miedo de no saber llevar esta situación. En nuestro próximo artículo trataremos otras opciones que se nos presentan más allá de la de la figura del traductor autónomo.

Sin embargo, si decidimos empezar poco a poco por nuestra cuenta, lo más recomendable en cuanto a tarifas es un término medio. Por lo general, en traducción siempre se suele cobrar por el número de palabras del texto origen. Si hasta hace dos días éramos un estudiante sin experiencia, no podemos empezar cobrando un precio elevado, como 0,08 € por palabra (que es el estándar en España), pero tampoco algo miserable como 0,03 €. Bien es cierto que no disponemos de experiencia, pero eso no significa que tengamos que aceptar cualquier cosa y dejar que se aprovechen. Lo más recomendable podría ser cobrar al cliente directo (no a través de agencias) entre 0,06 € y 0,07 €, si somos principiantes.

Factores clave a la hora de establecer una tarifa

Además de tener en cuenta factores como la urgencia y el formato del texto, hay dos que son clave a la hora de establecer el precio del encargo:

  • Idioma de destino. Por lo general, el precio varía considerablemente cuando se trata de una combinación lingüística con menos oferta de traductores. Por ejemplo, no valdrá lo mismo un encargo de inglés que uno de ruso o chino.
  • Dificultad y tipología del texto. No será lo mismo traducir un texto divulgativo que un manual de instrucciones o un contrato, por lo que hay que valorar el tiempo y el esfuerzo que supone el encargo. Por ejemplo, una clasificación específica para ello podría ser la siguiente:

 

  • Tarifa básica. Se trata de textos que, en principio, no utilizan un vocabulario muy especializado o no abarcan temas muy específicos que requieran de un traductor especialista en una disciplina determinada. Por ejemplo, artículos divulgativos, blogs, currículums…
  • Tarifa profesional. Textos para los que el traductor tiene que conocer la jerga profesional del ámbito al que pertenece el texto y, por tanto, emplear un lenguaje profesional. Por ejemplo, informes médicos, análisis financieros…
  • Tarifa especializada. Se trata de textos que tienen que cumplir con unos requisitos oficiales. Son, sobre todo, las traducciones juradas, para las que el traductor ha de poseer un título oficial expedido por las autoridades del país donde firme la traducción. En el caso de España, se trata de un certificado que emite el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Ejemplos de documentos de este tipo sería un certificado de nacimiento o un testamento.

Aparte de tener en cuenta estos factores, cada uno debe decidir qué tarifa le conviene según sus circunstancias personales: la rapidez con la que se traduce, el alquiler que se pague, si nos queremos ir a las Maldivas de vacaciones… ¡Toca sacar la calculadora! Pero no hace falta que nos volvamos locos. Desde Asetrad crearon una calculadora de tarifas que nos puede ser de gran ayuda para hacernos una idea de la tarifa que ofrecer.

Tarifas en España vs. tarifas en otros países

Tarifas orientativas por palabra. El precio variará dependiendo de la combinación de idiomas y del tipo de texto, es decir, de los factores que hemos nombrado anteriormente.

 

Tarifa estándar
España 0,08 €
Francia 0,09 €
Reino Unido De 0,10 £ a 0,16 £
Alemania De 0,14 € a 0,18 €
Estados Unidos De 0,08 $ a 0,10 $

 

Entonces… ¿cuánto le cobro a mi cliente?

 

Como hemos visto, no hay una tarifa exacta para ningún país ni texto, sino que todos los precios son orientativos y siempre se ven afectados por las características del encargo. Además, nunca será lo mismo el precio que pone un traductor autónomo a sus propios encargos que el precio que pone aquel que trabaja a través de una agencia.

Por todo ello, hay que enfatizar que lo más importante para saber qué precio poner a nuestro trabajo es valorar el esfuerzo y la dedicación que nos supone. Y también, además de ser fieles a nuestras condiciones, debemos tener en cuenta las propias del cliente, es decir, llegar a un entendimiento mutuo que beneficie a las dos partes: el cliente contrata un servicio de calidad que se ajusta al presupuesto previsto del trabajo y que a nosotros nos compense con el esfuerzo y tiempo invertido en la realización del mismo. También es tarea nuestra educar al cliente en los costes que conlleva un servicio profesional de traducción, ya que muchos piensan que la traducción es un proceso rápido y casi automático, cosa que en absoluto es así. Debemos saber, por tanto, dar valor al trabajo creativo que desarrollamos.

 

Raquel Martínez Miralles
Raquel Martínez Miralles
Traductora EN/FR-ES. Creadora de contenidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
LinkedIn
Facebook
Facebook
Instagram